lunes, 16 de marzo de 2009

Grupo - Grupete / ¿soberbio - sorbete?

En los últimos días he analizado un dilema interesante. He tenido la oportunidad de "pispear" el funcionamiento inicial de un grupo que al parecer parece muy copado. Ahora, como no siempre me sucede, decidí dar mi voz y voto y no ocultar mi parecer. Esto ha causado, según veo, cierto rechazo. ¿Indiferencia, quizá? No lo sé aún. Lo importante a analizar es cuánto uno puede meter en su discurso de objetivo, sin caer en la soberbia. Porque, por más humildad que podamos tener, no puedo dejar de pensar que quizá uno es más listo que otra persona. ¿Cuándo el amor propio se transforma en arrogancia? ¿Cuándo dejamos de intentar impresionar para pasar a ser arrogantes fácilmente rechazables?


Cada grupo maneja una dinámica particular. A veces interesante, copada, otras más lejos de mí, de uds, de la mayoría o no. En fin, cada grupo va encontrando su surco, pienso. Y si cuando eso mismo notamos, y al mismo tiempo vemos que no podemos andar por ese surco, ¿cuál es la mejor opción? ¿Saltar a otro? ¿Intentar hacer más ancho el caminito? ¿O parar el agua, total...?


Me he encontrado un tanto desconcertado. Mis opiniones "subjetivas" (claro) que intentaron ser constructivas se han convertido en un discurso un tanto elitista (según se dice), un tanto "soberbio". No puedo decir que me sorprende del todo, creo que en cierto modo algunos tenemos ese caracter algo arraigado. Mmmm... ¿Será? Me pregunto. Cuando ocurre esto, ¿seremos los más copados, más que el resto? ¿O los más nabos? ¿Será que somos incomprendidos, mal juzgados, más inteligentes? ¿O menos humildes, menos "populistas", menos inclusivos? Mmmm... no sé. Por suerte, por ahora, sigo dudando. La duda da algo de poder, creo yo. Un poco siempre está bueno.

8 comentarios:

Reese AVON dijo...

Guille dice:
muy soberbio? jeje
es q en realidad no me lo cuestiono
Andrés dice:
es como q queres dar lugar a cuestionarte si sos soberbia, para finalmente serlo
Guille dice:
yo estoy muy seguro de lo q planteo
je, eso mismo
ay, se nota tanto?

G. dijo...

Mmmm... podría defenderme... pero el texto ya me acusa. Uds dirán...

PD: maldita perra, morirás frita y decapitada cual maria antonieta...

Pampas dijo...

Estimado, dejo mi opinión frente a sus escritos.
En principio el poder expresar nuestra opinión frente a determinada situación, hecho, esquema, etc., es derecho de democracia, ahora bien que esa opinión no sea bien recibida, también. Si la misma causo cierto rechazo debería ser porque fue escuchada y no creo que les fuera indiferente, por el motivo que fue molestia. Cada cual expresa su opinión, deberíamos analizar cual es el objetivo de dicho acto, rechazable seria aquel acto que se lleva a cabo por el solo hecho de impresionar cuyo verdadero objetivo no es el que se muestra, sino el de fomentar algo que solo nos beneficia a nosotros mismos.
Nos manejamos en sociedad, frente e incluidos a diferentes grupos, conocidos, amigos, y seguramente es mas fácil saltar u otro que tratar de cambiarlo, el ampliar el camino esta en cada uno y en sus valores; expresar ideas y defenderlas, ideales, formación, actuar debidamente sin objetivos ocultos cualidades difíciles de encontrar en aquellos que dicen ser y no son.
No creo en lo personal que haya opiniones subjetivas como dice, todos tenemos por la vida misma y la experiencia, un grano de arena sobrante sobre la balanza.
La problemática seria que en su intriga de cómo “le caemos” a nuestro grupo, populistas, incomprendidos todos tenemos nuestro surco, mi opinión final seria que se exprese como siente, que no oculte sus objetivos, que libere su camino de piedras mal puestas, que se aclare lo que oscurece, y por sobre todo que se respete la opinión y la postura de los demás, evitando la envidia misma del saber que otro esta en mejor situación que uno.
Por ultimo una discrepancia, la seguridad es lo que da poder, al final de cuentas defender nuestros ideales y tomar cierta postura frente a la vida, es por lo que nos respetaran algún día, la duda solo genera duda.

Juan Cruz Alcorta dijo...

Hola Guille! Bueno después de leer lo escrito y los comentarios, quiero decir que realmente Pampa ha hecho una conclusión magnífica del tema. Da gusto leer cosas de personas tan centradas. Un abrazo a la distancia insolente...

carolina dijo...

Primero: todo está en la forma en como uno plantea las cosas, tal vez uno tenga que tomarse el trabajo de disfrazar nuestro discurso de manera de no herir suceptibilidades si es que se pretende que nuestran palabras hagan algun tipo de eco.Segundo y que tiene que ver con lo primero: la mediocridad de los necios nos pueden hacer ponernos a cuestionarnos esto, si somos soberbios, nabos, forros, elitistas, ahi esta su poder de mediocres, incapaces de sacar de una crítica algo que los fortalezca vuelcan en el otro sus defectos e inseguridades y listo, nada sirve para nada, ellos noentendieron nada y vos estas acá cuestionándote a vos mismo.
¿Si vale la pena gastar pólvora en chimangos??? no se... a veces si se tiene demasiado claro que la mediocridad de los demás no debe afectarnos y sin ser soverbios o arrogantes seguimos tratando de aportar nuestro parecer para que no quede solo adentro nuestro y sirva para cambiar algo, sería lo ideal. Pero hay personas que parecen tener un techo, y es verdad y contra eso, bombon.... Carolina

D *sT* dijo...

Ser siempre uno mismo, he ahi la grandeza de la persona. Y si por ser vos, como vos realmente sos y por decir lo que pensas no estas en un grupo, ese grupo no es para vos.
Esa es mi filosofia y asi pretendo seguir.
Saludos!

Proyecto María Castaña dijo...

Los grupetes, en general, están llenos de soretes y no de sorbetes. Los grupos verdaderos son un combinado de individualidades, como los grandes equipos de fútbol, como River, por supuesto.
Usted sea. Si es soberbio, reduplique la apuesta. Quienes así lo consideran deben ser una manga de resentidos que no pueden llegar a la altura de sus disquicisiones.

G. dijo...

Je, muchas gracias! Siempre apuesto a la diplomacia, aún si se trata de elementos para succionar. Pero bueno, no deja de ser complicado, y más cuando uno se da cuenta de que efectivamente son soretes. GRacias!!